domingo, 18 de abril de 2010

Cartas desde Bangui. El horror católico. (Por Siggi Soler)

Querido Xavier,
mas ventosidades de los repugnantes tíos gordos esos….coño es que siempre se me olvida el nombre….los nauseabundos pervertidos esos que van por ahí vestidos de señora y toquetean a los niños como te contaba el otro día, si joder.....esos guarros degenerados que tienen a un manager viejo vestido de Blancanieves paseando en un acuario…que si hermano, que seguro sabes de quien estoy hablando......esos repugnantes snobs, decrépitos VIP´s del club de solteros mas grande del mundo...esos masturbadores viciosos que no paran de hablar de matrimonio...….. los OBISPOS ! , hostia! a ver si algún día acabo por memorizarlo... o mejor, a ver si algún día desaparecen todos de una puta vez y nos olvidamos definitivamente de estos asquerosos y depravados corruptos de mierda (perdona tales ajetivos, es que los monstruos me caen bien).
(Homenaje a Pepe Rubianes; nunca te olvidaremos!)

Desde México, hoy han vuelto a defecar sobre nuestra inteligencia. Si no os queréis poner un condón en la cabeza para leer semejante guarrada, os lo resumo: "La jerarquía católica defiende que los miembros (nunca mejor dicho) de su iglesia perviertan a menores, ya que la nefasta influencia de la pornografía a través de Internet les provoca a ello".
Asi que ya sabéis, podéis violar, pervertir, maltratar, abusar, mentir, torturar, matar, …..joder ! (no, eso no lo podéis hacer, y menos con un condón), ya que viéndolo constantemente en Internet uno no puede ( o mejor dicho, ellos parece que no pueden) abdicar a "la debilidad de la carne". Y yo me pregunto: ¿que paginas web visita esta gentuza? Y mi segunda incógnita: ¿hace treinta, cuarenta, cincuenta o tres cientos años, estos fogosos y abusivos folladores "natos" hijos de Cristo ya tenian internet?
Leed y educaros:
Un obispo dice que "la invasión de erotismo" dificulta el respeto a los niños
Felipe Arizmendi, prelado mexicano, cree que el problema es Internet y la existencia de "tanta pornografía"

PÚBLICO.ES / EFE - México - 16/04/2010 19:26
El obispo de la localidad mexicana de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi, afirmó que "ante la actual invasión de erotismo no es fácil mantenerse fiel en el celibato ni en el respeto a los niños", informó hoy la prensa local.
"En Internet hay tanta pornografía que difícilmente alguien se puede mantener casto y puro, no sólo el sacerdote, también en el matrimonio es difícil", insistió Arizmendi.
"Os felicito por no haber denunciado a un sacerdote a la Administración civil. Lo has hecho bien y estoy encantado de tener un compañero en el episcopado que, a los ojos de la historia y de todos los obispos del mundo, habría preferido la cárcel antes que denunciar a su hijo sacerdote".
Estas palabras, cuya autenticidad ha sido confirmada por el Vaticano, fueron escritas por el cardenal colombiano Darío Castrillón en 2001 en una carta dirigida a un obispo francés. En la misiva, le felicitaba por no haber denunciado ante las autoridades civiles a uno de los sacerdotes de su diócesis, que supuestamente cometió abusos sexuales contra menores.
Estas declaraciones se suman a las de Tarcisio Bertone quien vinculó la pederastia con la homosexualidad, ante el elevado número de casos de pederastia cometidos por sacerdotes .
Durante la LXXXIX Asamblea de la Conferencia del Episcopado mexicano (CEM), que terminó el jueves, el prelado de la localidad situada en el estado de Chiapas agregó que "el problema de pederastia clerical debe ser una llamada de atención para toda la sociedad".
"Hay tanta pornografía que difícilmente alguien se puede mantener casto"
"Es muy difícil para un sacerdote mantenerse casto y célibe cuando hay tanto incentivo en sentido contrario. No queremos rehuir nuestra responsabilidad, pero toda la sociedad tiene que revisarse", dijo el obispo.
Cuando hay un "libertinaje sexual generalizado", afirmó Arizmendi, "es más común que haya casos de pederastia, no sólo clerical". El obispo explicó que "hay muchos casos en la propia familia, en las escuelas y otros ambientes".

Quereis mas?

Sobrevivientes de agredidos por curas sostienen pancartas durante la rueda de prensa celebrada hoy en la oficina de la corte archidiocesana católica en Chicago.

EFE/Tannen Maury
EFE - Viena - 31/03/2010 11:41
El deterioro de la imagen de la Iglesia, subrayado por varias encuestas, puede llevar hasta a otros 70.000 católicos a abandonar su fe, una cifra sin precedentes según los propios cálculos de la Iglesia, indica el diario conservador Die Presse. El escándalo sobre los casos de abusos sexuales y maltratos en la iglesia sigue saliendo a la luz. En lo que va de 2010 la Iglesia austríaca ha recibido la comunicación de 566 presuntos casos de abusos sexuales y maltratos perpetrados por religiosos católicos.
La mayoría de los casos han prescrito, lo que parece indicar que el escándalo de los abusos sexuales y maltratos dentro de la Iglesia ha empujado a muchas víctimas, que habían guardado silencio hasta ahora, a dar un paso al frente.
En 2009, 53.216 creyentes han abandonado el catolicismo en Austria
Por este motivo, el arzobispo de Viena y presidente de la Conferencia Episcopal, Christoph Schönborn, dirigirá hoy en la catedral de San Esteban un oficio de penitencia llamado "Dios, estoy furioso" en el que tendrán voz incluso algunas víctimas de abusos.
La celebración estará marcada por "el arrepentimiento" y pretende "dar a la gente la posibilidad de rogar, mostrar sus quejas y decepciones ante Dios, pero también sus esperanzas", explicó la archidiócesis de Viena.
Recientemente Schönborn anunció la creación de una comisión independiente para esclarecer los casos de abusos perpetrados por religiosos.
La comisión está dirigida por una mujer, la política democristiana Waltraud Klasnic, cuya cercanía a la Iglesia ha sido criticada por algunas asociaciones de católicos como inapropiada para dirigir una investigación.
En 2009 un numero récord de creyentes, 53.216 personas, abandonó el catolicismo en Austria, un 30,9% más que el año anterior. Esta pérdida de creyentes tiene importantes consecuencias para las cuentas de la Iglesia, ya que se financia con las aportaciones ciudadanas a través de los impuestos de quienes se definen como católicos.

MAS?

Los escándalos sexuales salpican hasta al hermano del Papa
Cuatro educadores del coro de la catedral de Ratisbona habrían abusado de niños durante el mandato de Georg Ratzinger

PÚBLICO.ES - 05/03/2010 18:58
La Iglesia católica sigue destapando día tras día nuevos episodios de abusos sexuales cometidos por sus miembros a niños. El último de ellos ha llegado a salpicar al mismísimo hermano biológico de Benedicto XVI, Georg Ratzinger, en la época en la que dirigía el coro de la catedral de Ratisbona.
El encargado de informar sobre estos nuevos escándalos en el seno de la Iglesia alemana ha sido el obispo de Ratisbona, Ludwig Müller, a través de una carta dirigida a los fieles en la que admite la existencia de algunos casos, los cuales se remontan a algunas décadas atrás, y asegura que la diócesis llevará a cabo una investigación para esclarecer los hechos.
Los abusos en el coro de Ratisbona, un conjunto de fama mundial, tuvieron lugar durante 15 años, desde 1958 hasta 1973, según fuentes eclesiásticas. Georg Ratzinger fue director del coro entre 1964 y 1993. Según monseñor Müller, cuatro educadores estarían involucrados por ahora.
Entre ellos, el entonces director del internado que alojaba a los jóvenes coristas, que confesó los hechos y fue condenado a prisión en 1971. Murió en 1984. Otro de los abusadores era un profesor de religión que fue relevado de sus funciones en 1958.
El propio George Ratzinger, de 86 años, aseguró en declaraciones a la radio bávara 'Bayerischen Rundfunk' que desconoce la existencia de "ningún caso de abusos sexuales".
Tibia reacción de la jerarquía
La diócesis de Ratisbona encargará una investigación sobre el caso y ha aclarado que al Obispado no le consta que actualmente ocurren hechos similares pero tampoco descartó que sigan en activo personas responsables de los abusos.
Desde el Vaticano se asegura que los últimos episodios de abusos destapados en Alemania se están tomando "muy en serio", por lo que Benedicto XVI afrontará este tema en la reunión que mantendrá el próximo 12 de marzo con el presidente de los obispos alemanes, monseñor Robert Zollitsch.
Además, en los próximos días, el Papa podría nombrar a un inspector (visitador apostólico) para que investigue los presuntos abusos cometidos en la abadía alemana de Ettal entre los años 60 y 80, la cual está situada en la diócesis de Munich y Freising, que precisamente estuvo gobernada por Joseph Ratzinger entre los años 1977 y 1982.
Al Santo Padre se le acumula el trabajo para intentar lavar la imagen de la Iglesia, cada vez más salpicada por escándalos de abusos a menores y los relacionados con prostitución. Este jueves se destapaba también que uno de sus ayudantes y un miembro del coro de elite de la Basílica de San Pedro se han visto implicados en una red de prostitución gay.
Abusos en la Iglesia Alemana
Las noticias sobre abusos cometidos por religiosos en Alemania empezaron a multiplicarse a raíz de la publicación en el semanario 'Der Spiegel' de un reportaje en el que se hablaba de los abusos cometidos en el prestigioso colegio jesuita Canisius de Berlín entre los años 70 y 80. A partir de entonces, empezaron a surgir noticias sobre otros escándalos en los que se han visto implicadas diversas órdenes religiosas en numerosas regiones del país.
El más llamativo es el caso de la abadía de Ettal. Ettal entregó el miércoles voluntariamente a la Fiscalía la documentación recabada en relación con las supuestas prácticas pederastas de uno de sus miembros, un día después del registro del convento por orden judicial.
La redada se produjo pocos días después de la dimisión el pasado viernes del prior de este convento, el padre Maurus Krass, por no haber informado de varios indicios de abusos sexuales registados entre 2002 y 2005. A esos habría que añadir los que se sospecha que se cometieron entre los años 60 y 80.
Además de la redada en Ettal, se produjeron ese mismo día nuevos ceses de religiosos, esta vez en el convento benedictino de Wechselburg, en Sajonia, donde tres monjes fueron destituidos con efectos inmediatos.
Diversas organizaciones estiman que el número de víctimas podría situarse en los 300, aunque en su mayoría la persecución judicial de esos delitos se presenta compleja, ya que en Alemania los delitos de abusos sexuales prescriben a los diez años.
-Fin de la diarrea.

Y en verdad os digo hermanos,
que antes dejare entrar a Jose María Aznar en el circulo de mis amigos,
que a este genocida en la mente de mi hijo.
Sigfrid Soler

No hay comentarios:

Publicar un comentario