miércoles, 7 de abril de 2010

El absurdo cristiano

Para alucinar: una religión presidida por un dios cruel y vengativo que decide castigar a toda la humanidad para toda la eternidad por el pecado de un sólo hombre (Adán), que encima simplemente pretendía "el conocimiento"; que luego se desdobla y envía a su hijo, nacido de una mujer virgen incluso después del parto, a la muerte más inhumana para "lavar" aquel pecado; que luego este hijo... ¡resucita!
Y todavía hay quien, a pesar de ello, vindica la fe. Lo explicó Mark Twain: "fe es creer en aquello que sabemos que es imposible".
No me diréis que no es más fácil tragarse lo de Spiderman o Los 4 Fantásticos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario